Paicil Antriao: de como frenar la violencia paramilitar circulando la palabra

Por Malena Pell Richards y Marcela Tomás

A media noche del martes 12 de junio,  gran parte de la población se encontraba en vilo por la pronta definición de la Ley que garantizaría  el Aborto legal, seguro y gratuito y el inicio del Mundial de Fútbol. Mientras tanto, en el Resguardo Territorial Pichunko, en Villa La Angostura,  los Kona que estaban garantizando la defensa de ese territorio ancestral de modo totalmente pacífico fueron atacados por un grupo de 12  personas.

bd3ad7a2-1007-44a3-a4da-2305d7337a59

Como todas las noches desde que se iniciara el resguardo -hace poco más de dos meses-, por cuestiones de seguridad, pu lamngen que permanecen en la ruka construida colectivamente para poder llevar a cabo la defensa del bosque “se reportaron”. En las líneas que siguen reponemos cronológicamente lo sucedido.

00:08, uno de los kona dio aviso de que estaban siendo atacados por un grupo de hombres con palos, golpeando a quienes allí se encontraban y destruyendo la ruka. Eran aproximadamente 12 personas todas de civil, dos mayores que indicaban qué hacer y que posteriormente se encargaron de las negociaciones. El resto obedecía. Durante todo momento, demostraron disciplinamiento en el ejercicio de la violencia: si bien destruyeron gran parte de la ruka y maltrataron a quienes allí se encontraban no se excedieron en la golpiza. La obediencia y la forma de proceder –incluyendo el lenguaje utilizado– remiten a características de prácticas paramilitares.

00:16, una de las lamngen confirma que se comunicó con la comisaría, donde solicitó el envío de móviles al lugar. Al mismo tiempo, pu lamngen de la comunidad comenzaron a movilizarse y a “subir” hacia el resguardo.

00:42, arribó un móvil de la  policía.

01:21, informaron que la policía se había retirado, dejando a los agresores en medio de los destrozos que ellos mismos habían provocado, mientras que los kona se encontraban del otro lado de la tranquera. En las comunicaciones se reflejaba la angustia, la indignación pero no la impotencia: ni los golpes ni la destrucción de la ruka lograron que los kona reaccionaran de modo violento.

01:56, el Longko de la comunidad y el Werken abrieron el diálogo con los agresores.

02:38, otro de los Werken comunica a los y las wenüy (amigos) que ya se encontraban nuevamente en el resguardo. Su ingreso fue producto del diálogo entre las autoridades mapuche y aquellos que fueron a destruir.

441ff48d-cd7f-43b2-9f91-55f1b0960373

Una vez más, la forma mapuche de hacer política –haciendo circular la palabra– mostró su eficacia al desarticular la estrategia política de quienes usurpan el territorio con la anuencia de diferentes estamentos del Estado. La oscuridad de la noche, la nieve, el hielo, y las dificultades para acceder al lugar no fueron obstáculo para quienes saben que están haciendo lo que corresponde. Durante dos meses el resguardo se realizó no solamente de modo pacífico, sino que además se invitó a compartir e intercambiar saberes con personas que no pertenecen a la comunidad. En coherencia con las propias concepciones mapuche respecto a la naturaleza, el resguardo llevó a la práctica sus proyectos de Kume Felen (buen vivir), una de cuyas premisas fundamentales reconoce que para la pervivencia del territorio es necesario un compromiso extensible a toda la población que habita el lugar: mapuche y no mapuche, humanos y no humanos.

fe1da4b8-fba2-4d0a-8166-45510730eb8d

Finalmente, desde GEMAS expresamos nuestra total preocupación y repudio ante estos hechos de violencia. Desde el comienzo del resguardo, acompañamos tanto las decisiones como las medidas de acción colectivas  que la comunidad decidió emprender. A la luz de lo sucedido, volvemos a reafirmar nuestra postura. Quisieramos visibilizar también la complicidad entre estos proyectos económicos y las instituciones del Estado que deberían garantizar la aplicación de las leyes vigentes.

Los acontecimientos que desde hace un tiempo se están desarrollando en relación con los reclamos territoriales del Pueblo Mapuche vuelven visibles dos estrategias del poder articuladas. Por un lado, aquellas en las que el Estado interviene directamente a través de las fuerzas de seguridad, excusando su accionar violento en supuestas provocaciones. Por el otro, cuando no es posible justificar este tipo de maniobras se recurre a prácticas históricas de fuerzas de choque que defienden los mismos intereses. No podemos ser indiferentes ante la ilegitimidad de las mismas. Alertamos sobre su ejercicio, consideramos fundamental prestar atención a su réplica sistemática la cual se acrecentó para con las diferentes naciones indígenas del país en los últimos años. Repudiamos el accionar racista de quienes “dejan hacer” a quienes tienen más poder y “dejan de hacer” lo que deben hacer para cumplir las leyes. El Lof Paicil Antriao recurre a sus conocimientos ancestrales y a las leyes que los amparan para defender el territorio y resguardar la vida.

A las 9:3 uno de los Werken circuló las siguientes palabras: “Destruyeron la ruka, pero la vamos a volver a reconstruir. La verdad es que, lo más bueno anoche fue que logramos controlar a nuestra gente y no entrar en el juego de la violencia de estos bestias. Así que, es el producto más grande de anoche. (…) Así que será cosas de días que vamos a reconstruir todo. Da pena que lo que costó con tanto trabajo…colocar los troncos esos, las paredes…lo hayan destruido. Igual no fueron capaces de destruir todo. (…) Bueno…mucho newen, gracias por toda la solidaridad. Eso también nos fortalece mucho. Así que bueno, vamos a seguir en esto, estamos defendiendo algo que es de todos, el bosque, el agua,  la nieve y no nos van a detener”.

ccfea5ed-a61d-4f06-ac3c-ef82597f1a2c

Compartimos el comunicado elaborado por la comunidad Paicil Antriao está mañana:

COMUNICADO URGENTE!!

En horas de madrugada de hoy, un grupo de matones contratados por el FIDEICOMISO, GINOBILI Y LA PROVINCIA ya que las fuerzas públicas fueron parte de la operación llevaron adelante un violento desalojo a familias mapuce que estaban en el resguardo del sector PICUNKO, el grupo de matones portaban garrotes y armas de fuego y lo comandaban dos personas totalmente desconocidas por la comunidad Paicil Antriao, los sacaron a la fuerzas a los peñis y lamgen y destrozaron la totalidad de la ruka del resguardo. Una de las hermana alcanzó a dar aviso a la comunidad a la cual reaccionó en cuestión de minutos y unas ves en el lugar se logró poner en resguardo nuevamente el lugar, los desconocidos se fueron escabullidos ante la gran mayoría de integrantes de la comunidad que se hicieron presentes. Las autoridades del lof harán por la mañana una denuncia ante fiscalía de villa la angostura por este acto violento e ilegal. El mensaje de la comunidad es que defenderemos este territorio a como sea. Mari ci weu!! Diez veces venceremos!! Winkas ladrones